Zona
América

América

Desde la IX Asamblea General (2014), la Congregación se estructuró en Zonas geográficas.

Perú

Los comienzos de la Compañía Misionera en el horizonte extenso y esperanzador de las Misiones en el Perú.

Los PP Pasionistas, precisan de la colaboración de Misioneras a fin de establecerse en Lagunas. Se establecen en la Parroquia de Lagunas, pueblo ubicado en la margen derecha del Río Huallaga, atendido por dos misioneros Pasionistas.

El 12 de marzo de 1951 llegaron a Lagunas. En esta fecha, Lagunas Distrito tenía unos 8,000 habitantes, de los cuales, el 80% eran Kukamillas y el 20% Mestizos y Ribereños. Al llegar, les impacta la ignorancia religiosa que encuentran en la gente.

 

Escuela, Internado, Dispensario, Visitas Familiares y Catequesis fueron sus primeras actividades a las que se dedicaron con alma vida y corazón. La experiencia les fue mostrando las marcadas diferencias entre el Pueblo Nuevo y el Barrio Central lo cual requeriría, trato y enfoques diferenciados.

Pronto comenzaron las Jiras Apostólicas. En 1952, se inician las visitas a ARAHUANTE para atención de salud. Más adelante, el pueblo pidió educación y formación religiosa. El contacto con los Muratos del Río NUCURAY se inició en 1973.

 

La primera vocación peruana en la Compañía fue Angélica Arce Rodriguez, una joven de 19 años. Fallecida este año 2018.
En la década del 80, las Instituciones Educativas del pueblo iban en aumento. Los servicios de Salud quedaban en manos del Ministerio.
Así las cosas, se pidió a las hermanas reflexionar sobre nuestra permanencia o no en esta Misión. La decisión fue poner Lagunas a disposición del Vicariato.
A primeros de enero de 1987. En los días 23 y 24 de enero se celebró unas Jornadas como HOMENAJE POPULAR DE AGRADECIMIENTO por los 36 años de presencia de las hermanas en Lagunas.

 

 

 

 

Comunidades
Comunidad de Huampami

RIO CENEPA: En 1971 Josefina Nieto llega temporalmente a la comunidad de HUAMPAMI, para adaptar un Método Peruano de lectura y escritura al idioma awajun. En 1972 permanece todo el año acompañada por una Laica danesa y en 1973 se forma la primera comunidad.

También se colabora en Educación dando clases de castellano en la Primaria y como profesoras tanto en la Primaria como la Secundaria.

En 1973, nace el grupo “La Gran familia” como respuesta al deseo y necesidad de formar jóvenes para que fueran los agentes de la evangelización Awajun y Wampis en toda la zona.

Hoy,en este nuevo inicio de curso tuvimos la Asamblea de Selva en Chiriaco los días 16, 17 y 18 de febrero 2018 con los agentes de pastoral de la zona: catequistas, congregaciones religiosas  y otras instituciones que trabajan en la zona selva del Vicariato. De aquí salimos con orientaciones para organizar la pastoral de conjunto. Fueron unos días fraternos de búsqueda, de los que nos marchamos contentas, enriquecidas y “con las pilas puestas”.  También dos de nosotras participaron en la Asamblea Vicarial, en Jaén.

Asistimos a la primera reunión con la Comunidad de Huampami convocada por el Centro de Salud, esta Institución nos presentó realidades locales de salud muy preocupantes: un porcentaje considerable de mujeres gestantes que no se controlan y prefieren dar a luz en sus casas; alto índice de anemia y desnutrición infantil; muchos padres de familia se niegan a que sus hijos pequeños sean vacunados; aumentan los casos de diabetes y un alarmante incremento en la población adolescente y joven de casos de VIH-SIDA. Estas dos últimas enfermedades tienen como añadidura acusaciones de brujería, dirigidas incluso al personal de salud, quienes según manifestó su indignado director, han recibido varias y serias amenazas.

Una vez a la semana nos reunimos con un pequeño grupo de la Comunidad Cristiana de Huampami (ya conformado anteriormente), al que denominamos “Equipo Pastoral”, son cinco sus miembros (dos mujeres y tres varones), con ellos una de nosotras prepara la Liturgia dominical en Huampami. Nos hemos organizado para atender las liturgias dominicales de otras dos comunidades cristianas del Río Cenepa: Achu y San Antonio Dedicamos tiempo al aprendizaje de la lengua “awajún”, y aunque el esfuerzo es grande y los avances pequeños no nos desanimamos.
Comunidad de Pucalpa-Macaya

Esta nueva presencia en el ASENTAMIENTO HUMANO “LA PAZ” es el final del camino que como comunidad empezamos en el año 2012, dentro del proceso de Reestructuración de la Región del Perú. Hoy en día, es un nuevo ámbito de misión dentro de la Iglesia, atender a las poblaciones que van migrando a la periferia de las ciudades buscando mayores posibilidades, pero que se encuentran con mayores necesidades y problemas.

Sin dejar de atender las comunidades de Macaya- Curiaca, nos ubicaríamos en el Asentamiento Humano “ La Paz” donde hay una Capilla que se llama “ Santa María del Camino” . Desde que hemos llegado, teniendo en cuenta nuestro objetivo nos estamos dedicando a visitar a nuestros vecinos mestizos y los de Comunidades y Asentamientos Humanos Shipibo-Konibo que están por aquí. Cada día descubrimos nuevas comunidades y gente conocida de Macaya y otras comunidades. Las hermanas llegaron a la comunidad nativa de Caco- Macayael 12 de Agosto del año 1977. Iniciaron el Equipo de Pastoral Nativa del Vicariato Apostólico de Pucallpa, teniendo bajo su responsabilidad más de 8O CCNN del Vicariato, la mayoría de ellas de la etnia Shipibo- Konibo.

En los 40 años de presencia, son muchas cosas vividas, así como actividades realizadas. Formando a la población en Leyes, DDHH, rol de las Autoridades, Deberes y Derechos, Realidad Nacional, acompañamiento al Club de Madres, Comités del Vaso de Leche y Comedor Infantil entre otras. Crear fuentes de trabajo a través de Proyectos de Desarrollo como Ganadería, Reforestación, Corte y Confección, Mini- Aserradero, Transportes, entre otros, siempre acompañando y formando, no dirigiendo los Proyectos. En el año 2007 se consolida la Primera Comunidad Cristiana después de los Primeros Bautismos en la comunidad.
San Lorenzo

El 1 de Febrero de 1965, salen en bote desde Lagunas para llegar a San Lorenzo al día siguiente. El 3 de Febrero a la 8.30 de la mañana, llegaron a la misión.

Se dedicaron a conocer la realidad de los ríos: Pastaza, Morona, Sillay, Cahuapanas, Unguyacu y Apaga. Además de la Escuela, Internado, Dispensario, Jiras por los ríos, tenían catequesis parroquial, visitas domiciliarias y reuniones con los PP.FF.

A partir del año 70, hasta el 87, despliegan una gran actividad a través del Servicio Cívico Fluvial con la moto nave “Santa Gema“por los diferentes ríos de la zona. Promueven Botiquines Comunales que llegaron a 140 y realizan periódicamente Cursillos para Promotores. Bastantes de ellos, actualmente trabajan en los Centros de Salud y Hospitales de la Zona. Paralelamente, se organizaron Talleres para la Formación Integral de la Mujer.

En 1977, se crea el PROGRAMA DE ORIENTACIÓNY PROMOCIÓN PARA INDÍGENAS varones de las etnias: Shawi, Awajun, Wampis, Chapra, Kandozi, Achuar, Kichua .La dirección estuvo a cargo de la Compañía Misionera.

Se inició en la década de los 80, El PROYECTO AGROPECUARIO.

En el 2016, nace algo nuevo creado por el Ministerio de Educación: el COLEGIO INTERCULTURAL BILINGUE “YÁNKUAM´ JINTIA” CON RESIDENCIA. A partir de ahí, la Compañía Misionera termina su misión en el Internado. En cuanto a la Compañía Misionera, el año 2017, ya sin compromiso de Obras Apostólicas, SAN LORENZO ES CONSTITUIDA COMO CASA INTERMEDIA para Hermanas Mayores que aún pueden estar en la Misión.
Barrio Florido

Desde Iquitos nuestra comunidad de Barrio Florido, queremos compartir con ustedes, nuestra vivencia.

Nuestra búsqueda comenzó concretamente el año pasado y en la Asamblea de este año se tomó las decisiones, con el auxilio del Espíritu Santo, la ayuda y acompañamiento de nuestras hermanas del Gobierno General, concluimos que nuestra presencia en el Vicariato de Iquitos continuaría, desde la Parroquia San Pedro Pescador que está en la misma ciudad, pero nosotras nos ubicaríamos en una comunidad que está en el rio.

Barrio Florido está a cuarenta minutos en el río Amazonas.

Hay varias comunidades nativas que podremos visitar por veredas (pistas) con motocar y otras con bote o canoa, pero son distancias cortas. Están las etnias Boras, Kukamas, Witotos, con sus diferentes ramas, algunas nunca han sido visitadas.

Ya nos presentamos a la comunidad cristiana, luego será a todo el pueblo, este tiempo están de cambio de autoridades, manifestaron su alegría con nuestra presencia, nosotras también se los agradecimos. Ya han tenido una minga para limpiar el terreno donde posiblemente construyamos nuestra casa que estaría detrás de la capilla, lo hicieron a pesar de tener una torrencial lluvia. Sentimos que nuestro corazón ha estado partido, por un lado conociendo lo nuevo y por otro despidiéndonos de lo conocido, de nuestros hermanos de la comunidad de Santa Rita

Lima

la necesidad de tener una casa en Lima era sentida por las misioneras de Lagunas y el Nieva. En aquellos tiempos, todos los servicios del Estado se concentraban en la capital.

El 8 de febrero de 1955 llega al Puerto de Callao, la expedición de las cuatro fundadoras para la Casa-Procura de Lima.

El 9 de marzo de 1955, comienzan a trabajar en la Obra ayudadas por cuatro señoritas y dos doctores voluntarios. Con el tiempo, entre los doctores y las hermanas surgió una gran amistad y se convirtieron en grandes colaboradores y miembros de la “Asociación Amigos de la Compañía Misionera”, que nació en junio de 1959.

Los Padres Agustinos ofrecen a la Compañía Misionera, la Dirección de la Sección Infantil de su Colegio en Lima. Ofrecimiento que fue aceptado.
A partir de 1961, la Comunidad de Lima, cumplía un doble objetivo: Llevar la Sección Infantil y atender las necesidades de las comunidades y misiones de la selva a través de la Procura. Pastoral Vocacional. Más la atención al numeroso grupo “Amigos de la Compañía”. También durante algún tiempo fue casa de formación para las primeras etapas.

La idea de tener en Lima dos comunidades, flotaba en el ambiente.

Comunidad de Mayores de Palao
Nuestra casa de Palao se fue vaciando, dejando un hueco enorme, las hermanas que durante el verano compartieron nuestra vida de una forma tan entrañable y generosa. Todas aunque mayores y limitadas hemos sentido la llamada que siempre es actual: “Id por todo el Mundo”, pues con nuestro corazón y nuestra mente estamos en todas las en todas las casas de la Compañía y de manera muy especial con todas las hermanas de la zona América.
Comunidad de Acogida de Fiori
Esta casa y comunidad tiene como servicio la administración y acogida de las hermanas y familiares que nos visitan. Cada hermana tiene su actividad misionera: Una con las mujeres del rosario, visita a las familias y da la comunión a enfermos del vecindario. Otra es una activista ecológica del parque de nuestra cuadra con el cuidado del jardín, mantenimiento y limpieza junto a otras mujeres de la directiva del mantenimiento ecológico del nuestro ambiente. Otra ,acercamiento especial con los presos especialmente a los indígenas, y su labor en la capilla de Villa del Carmen, es de Asesora de la comunidad cristiana muy querida por la gente por su gesto de cercanía con la población y los más vulnerables. La Pastoral juvenil organizando jornadas y participando en el grupo de vocaciones en la CONFER de la diócesis de Carabayllo. El pasado domingo 22 de Mayo retomamos los encuentros mensuales que tenemos con los jóvenes de la zona de Fiori. En esta ocasión vinieron un grupo de unos 11 ó 12 jóvenes de Villa del Carmen, una capillita que está un cerro como a media hora de nuestra casa caminando, y que es una comunidad que han estadoacompañando las hermanas durante muchos años.
Laicas de Perú

Terminando el año: laic@s de la compañía misionera-perú

El grupo de laic@s de La Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús finalizó el año con la elaboración de su Proyecto para el 2018 y nuevas expectativas y planes para el nuevo año, entre ellos, los de ir a alguno de los lugares de misión donde se encuentran las hermanas en Perú u otros países….

Elena Mamani nos narra su experiencia

“He participado muy animada y con mucho interés en la última reunión del año de la comunidad laical de la Compañía Misionera.

Me he sentido más identificada como laica de la Compañía Misionera porque creo que estamos integrándonos más y sobre todo que estamos avanzando en nuestra perspectiva misionera: hasta ahora hemos ido transmitiendo nuestras propias vivencias en forma individual para dar a conocer nuestro carisma de la compañía, pero a partir de ahora se abre algo nuevo en nuestro proyecto como comunidad misionera laical: participaremos en la misión de apostolado en comunidad en lugares de misión específica. Esto me satisface, me anima siento que estoy creciendo más en esta dimensión misionera de la Compañía para dar amor, servicio, entrega y oraciones a mi prójimo.

 

Hemos terminado con un encuentro de oración en la capilla con toda las hermanas religiosas para dar gracias a Dios por darnos tantas lindas experiencias donde Dios se hace presente en nuestras vidas. Pudimos finalizar con una reunión amena para compartir con mucho cariño regalos de Navidad a las hermanas de la Compañía Misionera. Ellas son mujeres que merecen nuestro respeto y cariño por su gran capacidad de amor que nos entregan. Nos vamos integrando más todos entre religiosas y laicos sintiéndonos misioneros de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón.”

 

 

Experiencia de misión en San Lorenzo

Una de las laicas de La Compañía Misionera, Delia Door, ha pasado un par de semanas en una de nuestras comunidades, en San Lorenzo (Datem del Marañón) y nos comparte lo vivido.

“Partí desde Tarapoto en avioneta a San Lorenzo el día 4 de octubre de 2017. Tenía un poco de miedo, pero me puse en las manos del Señor, ya que era la primera vez que volaba en avioneta en un trecho tan largo. A medio camino nos cogió una tormenta leve, gracias a Dios que tuvimos un piloto muy experimentado. El viaje en la avioneta fue fantástico, ver el esplendor de toda la selva. Ver desde las alturas al Rio Marañon. ¡Que maravilla!
Fui recibida por la Hna. Sylvia que en motocar me llevó a la casa.
Ese mismo día conocí a Margarita Cárdenas, laica de la Compañía, que es de la etnia Shawi. Un joven muy entregada a su misión.

 

También visité el Museo de San Lorenzo que fue iniciativa de la Hna. María DoloresGarcia, donde se puede apreciar todo lo que ella recopiló a través de los años sobre los mitos, ritos y leyendas de la cultura Shawi.
Los días martes íbamos al Pueblo de La Unión. Es un lugar muy pobre pero cuando entrabamos a las casas y conversábamos con las familias se llenaban de alegría al vernos y compartíamos la palabra de Dios.
También visité el Internado y el Colegio Interétnico. En el colegio están criando tortugas es un Programa de una universidad. Han hecho una piscina de arena donde han enterrado 500 huevos de tortugas y ver nacer a las tortugas es toda una experiencia.

HAITÍ

El 18 de febrero 2002 llegamos al Aeropuerto de Puerto Príncipe. A las afuera se habían amotinado la gente pues el Presidente no cumplió lo prometido. Haití recibió la donación de una gran cantidad de arroz, libre de impuestos para la gente pobre, y lo que se hizo fue venderlo, incluyendo el impuesto. Esta era la realidad del país y en este contexto llegamos.

El miércoles 27 salimos para Bombardopolis, con nuestro párroco.

 

 

Empezamos el aprendizaje del “kreyol”. En las tardes nos acompañan unas jóvenes que nos dan clases de canto.

Las tres vamos visitando familias, lo cual nos permite conocer a las personas al recibirnos y compartir con generosidad desde lo poco que tienen.

Aquí se vive de la Providencia, hay momentos en los cuales sería imposible realizar algo por carencia de agua o elementos necesarios.

El ecumenismo se palpa en la vida diaria, la relación que existe con otras Iglesias es muy significativa.

Nuestra casa es casa de acogida, vivimos la universalidad, porque el ser este lugar tan cerrado y carente de servicios básicos, acogemos con gusto otras personas que vienen a prestar algún servicio: médicos, ONG, Observadores de la Unión Europea….y es muy significativa para ambas parte esta experiencia.

Distribuimos alimentos en 7 escuelas a sus comedores escolares….vamos mejorando la calidad de vida, becas para estudiantes, cisternas para el agua, arreglos de casas…

Desde el 2002 hasta el 2017, la comunidad de Bombardopolis trabajó con alegría y entrega en esta misión.

A causa de la falta de personal se cerró en abril 2017. Y nuestra presencia en Haití se continúa en la comunidad de Puerto Príncipe.

Comunidades
Porto Prince

Una de las conclusiones del proceso de reestructuración en Colombia, es abrir otra misión en Haiti, en Puerto Principe.

El 4 de marzo de 2014, llegamos a Puerto Principe.

Nosotros estamos ubicadas en un sector muy alejado del centro de la ciudad que comenzó a formarse a partir del terremoto del 2010. En este momento ya hay muchos villages barrios, pero con una infraestructura de servicios muy pobre. El Padre José un italiano escalabriniano poco a poco tratando de dar solución a algunos aspectos tuvo la idea de crear un mercado comunitario, en un terrero de propiedad de los padres.

Nuestra casa se encuentra en la aldea “Colombie”, que tiene otras 72 casas hechas por la misma corporación. Hay varios aldeas (villages) alrededor.

La primera etapa será de inserción para aprender la lengua, conocer la cultura

1- APRENDER EL IDIOMA CREOLE, ESPECIALMENTE PAOLA Y CHARO PARA UNA MEJOR COMUNICACIÓN CON LA GENTE.

2- CONOCER LA REALIDAD ECONÓMICA, POLÍTICA, SOCIO-CULTURAL Y RELIGIOSA DEL PUEBLO HAITIANO

Ceremonia Vudú: “Despierto al escuchar de lejos tambores o cornetas, son las sesiones de Vudú , que es mezcla de brujería-oración-sanación….Hay un sincretismo impresionan.

3- EMPEZAR UN PROCESO DE BÚSQUEDA PARA CONCRETIZAR NUESTRA ACTIVIDAD MISIONERA EN UN FUTURO PRÓXIMO

Mery realiza algunas actividades llevadas por las hermanas en los años anteriores: Tiene dos grupos de Infancia Misionera, un grupo de Bancomunal (Ahorros y préstamos) y llevar la comunión a dos enfermos.

Con este grupo estamos formando lo que es el Bancomunal, que es un tipo de economía solidaria en donde se presta dinero que sale de ellos mismos. Esta es una idea que está dando buen resultado a nivel de América Latina. Nosotros ya hemos recibido dos formaciones de personas que vienen de parte del creador de la idea.

Entre otras cosas que estoy haciendo es la decoración de la clínica pediátrica de las hermanas de la Presentación en donde trabaja Amparo. Pintando las puertas y algunos murales.

Paola se encarga de la sacristía los Domingos en la capilla del pueblo.

Visitan las familias que viven alrededor para conocerles y de paso detectar las necesidades que hay y que no están atendidas.

Colombia

La presencia de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús, en Colombia, nos sitúa inmediatamente en sintonía con su gente de la costa Pacífica concretamente con los afroamericanos e indígenas.

Grupos humanos que con su experiencia nos han aportado la profundidad del alma de su raza y el sentido comunitario de la vida.

Comienza en febrero en el año 1965, se abre la primera casa de la Compañía en Colombia, en el Hospital Infantil de la Cruz Roja de Medellín, como punto de apoyo para extendernos a las misiones de este país.
Se nombra la primera comunidad con cinco hermanas que se encontraban desarrollando su labor misionera en Perú.

En 1968 se funda la misión de Docordo, que abarca aproximadamente 3.000 km2 , con un total de unos 30 pueblos y una población de unos 6.000 habitantes.

En Docordó son afroamericanos. Se trabajó en la escuela, en el dispensario en las jiras a los pueblos, cursos radiofónicos para indígenas e edad escolar internado para indígenas…

El 14 de enero de 1972, llegan las hermanas con el fin de establecerse de manera estable y definitiva en Pichimá, misión de indios waunanas.

La alfabetización de adultos fue una tarea que necesitaba dedicación. Se hizo una cooperativa artesanal, medio privilegiado para la emancipación de la mujer.

En 1973 se funda Orpúa, misión de afroamericanos, luego vino Buenaventura, Callelarga, Guapi…

Casas de Colombia:
Comunidad de Medellín
El 24 de septiembre de 1971, las hermanas se trasladan a una nueva vivienda ubicada en el barrio de las Violetas. Desde entonces la casa es, casa regional, de formación, y de hermanas mayores y enfermas. Cada una de las hermanas desde sus posibilidades realiza la Pastoral en la Parroquia en las diferentes actividades y en otros Barrios de Medellín: Con grupos, apoyando catequesis general, acompañando familias, grupos de oración, formación cristiana, visitando enfermos, aconsejando, consolando y animando a la gente que sufre. Tratando de realizarlo al estilo de Jesús.
Comunidad del Juniorado
está comunidad está formada por un grupo de jóvenes con votos temporales que están en la etapa de juniorado sistemático. Están siguiendo los cursos de Teología en la Universidad Luis Amigó de Medellín. Además participan en distintas actividades.
Parroquia / Universidad / Solidaridad
Comunidad de Guapi
Comunidad del Vicariato de Guapi en la zona pacifica de Colombia, a la orilla del rio Guapi. Sus habitantes son afroamericanos
Infancia misionera/Pastoral Juvenil/Giras Apostólicas/ Pastoral Social
Comunidad de Buenaventura

Pilar Garcés, M. Luisa Picón, Pilar Molina y Josefina Fernández.

La realidad de nuestras edades avanzadas, con sus respectivas limitantes de salud, no nos quitan la ilusión de vivir y trabajar unidas haciendo presencia del Reino entre nuestros hermanos.

Nuestra casa está situada en el Barrio Nayita

¿COMO ESTAMOS RESPONDIENDO A LAS REALIDADES DE NUESTRO ENTORNO SIGUIENDO EL MODO DE EVANGELIZAR DE JESÚS?

Sentimos que estamos privilegiadamente ubicadas para acercarnos y trabajar con los preferidos de Jesús….

DEL MARCO SITUACIONAL DE NUESTRO PROYECTO COMUNITARIO:

Buenaventura es una ciudad de gran conflicto social, generado por la violencia, falta de oportunidades y empobrecimiento de la gente que habita en un puerto con muchas riquezas.

Generadores de empobrecimiento y violencia:

  1. El narcotráfico.

  2. Los grupos armados al margen de la ley.

  3. Los reinsertados que siguen delinquiendo.

  4. La policía que abusando de su autoridad viola los derechos humanos.

  5. El clientelismo político.

  6. Desempleo.

  7. Violencia intrafamiliar.

  8. Desplazados.

  9. Situación feudal del puerto. El Puerto mueve el 67% total de la carga de exportación e importación del País. Dicha movilización de carga no se ve reflejada en el beneficio de la ciudad, quienes solo ven salir y entrar las mercancías, antes bien les perjudica, porque toda la estructura que proyectan sobre el puerto, la hacen pensando en el muelle, mas no en el desarrollo urbanístico de sus habitantes. Buenaventura no es más que un simple embarcadero. Quienes toman las decisiones oficiales se encuentran en otras ciudades.

  10. La mala remuneración salarial que hacen algunos operadores portuarios quienes se aprovechan del índice de desempleo.

  11. La proliferación de sectas que han generado división en el pueblo, y han hecho de la fe un negocio más.

  12. Aumento en la economía subterránea, búsqueda del dinero fácil que ante la situación de pobreza familiar incita a la juventud a buscar nuevos rumbos en otros países, prostituyéndose y traficando, no ven futuro en la educación sino en el rebusque afanoso que no tiene en cuenta ningún valor humano, y que luego llegan ostentando lujos y derroches que en muchas ocasiones termina generando muerte.
Atención a la capilla Nuestra Señora de Fátima / Infancia misionera/Pastoral Carcelaria/Trabajo con Discapacitados

Laicas Guapi

El día 29 de julio en la comunidad de Guapi (Cauca) Colombia, se consagraron 6 laicas en la Compañía Misionera. La Eucaristía la celebró el Párroco Padre Aquileo, estaba presente la representante de la zona de América nuestra hermana Isa, los esposos y familiares de las laicas y las tres hermanas que formamos la comunidad (Juliana, Shobha y Milagros).

Han ayudado al mejoramiento de viviendas a algunas personas necesitadas
Desde el programa de discapacitados han hecho visitas a las familias, lo que les ha permitido conocer una realidad ajena a ellas y al mismo tiempo abrir horizontes para realizar otros apostolados.

Laicas de Medellín

El día 29 de julio en la comunidad de Guapi (Cauca) Colombia, se consagraron 6 laicas en la Compañía Misionera. La Eucaristía la celebró el Párroco Padre Aquileo, estaba presente la representante de la zona de América nuestra hermana Isa, los esposos y familiares de las laicas y las tres hermanas que formamos la comunidad (Juliana, Shobha y Milagros).

Han ayudado al mejoramiento de viviendas a algunas personas necesitadas
Desde el programa de discapacitados han hecho visitas a las familias, lo que les ha permitido conocer una realidad ajena a ellas y al mismo tiempo abrir horizontes para realizar otros apostolados.

Laicas de Buenaventura

Trabajo en Orpua